viernes, 12 de diciembre de 2008

The Beatles - The Beatles [Ebbetts Red Wax Mono] & The Beatles [Ebbetts Blue Box Stereo] (1968 UK Rock)

A comienzos de 1968 The Beatles junto a sus mujeres y otros invitados se trasladan al poblado Rishikesh en La India para seguir un curso de meditación trascendental dictado por el Maharishi Mahesh Yogi, encerrados en un Ashram (una especie de monasterio) y aislados del mundo por varias semanas. La experiencia se reveló un fiasco en el plano personal mas no así en el artístico pues el cuarteto regresó a Londres con un gran cúmulo de nuevas canciones escritas allá. En Marzo de ese mismo año Los Fab Four se reúnen en la casa de George Harrison para grabar demos de esos temas y el 31 de Mayo comienzan las sesiones de grabación formales que se prolongarían hasta Octubre, dando como resultado un doble album (uno de los primeros albumes dobles en estudio de un artista Pop) llamado simplemente The Beatles, mejor conocido como el "white album" o el "double white album" por su austera portada con el nombre del grupo en relieve gris sobre un fondo blanco y un número de serie único. Durante esos 5 meses ocurrieron muchas cosas que marcaron dichas sesiones: la formación de Apple Corps (su imperio financiero), la apertura y quiebra de la Apple Boutique, el lanzamiento de las primeras grabaciones bajo su propio sello Apple Records, la presencia de Yoko Ono en la vida de John y el subsiguiente divorcio de este y su esposa Cynthia, la separación temporal de Ringo al sentirse excluído por los demás... sobre todo la presencia de Yoko en el estudio sentada junto a John y acompañándolo hasta en el baño fue motivo de fuertes tensiones pues ponía en tela de juicio el pacto más celosamente guardado por los cuatro: nadie (salvo sus asistentes Neil Aspinall y Mal Evans) podía estar en el estudio mientras ellos trabajaban. Por otra parte habiendo Los Beatles alcanzado la madurez personal y artística empezaron lentamente a dejar de funcionar como una entidad colectiva y a seguir cada uno sus propios instintos; esta fue la razón por la que para poder sacar el disco adelante cada uno se dedicó a trabajar exclusivamente en sus propios temas para luego grabarlos usando a los demás como acompañamiento. El resultado fue un disco variado, alejado de la estética psicodélica de los anteriores, sin unidad cohesiva y que mostraba en cierta manera las fricciones cada vez más frecuentes entre ellos pero musicalmente brillante. Precisamente esa falta de cohesión se revelaría fructífera al permitir el desarrollo de una amplia gama de estilos y tendencias diferentes: Rock And Roll (Back In The USSR, Birthday), Hard Rock (Everybody's Got Something To Hide Except Me And My Monkey), Blues (Yer Blues), Country (Rocky Racoon, Don´t Pass Me By), Folk (Blackbird, I Will, Julia, Mother Nature's Son, la versión acústica de Revolution aquí llamada Revolution N°1), Pop (Martha My Dear, Cry Baby Cry), Vaudeville (Honey Pie) y Vanguardismo (Revolution N°9), incluso el cuarteto se muestra premonitor anticipándose en varios años al boom del Ska (O-Bla-Di-O-Bla-Da) y al Trash Metal (Helter Skelter). En el plano personal los temas son un reflejo de la personalidad de cada Beatle; Paul con su omnipresencia acapara buena parte del material y se muestra inclinado por las melodías sencillas expresadas con acompañamiento instrumental mínimo (Blackbird, Why Don´t We Do It In The Road?, I Will) pero sin renunciar del todo a elaborados arreglos de viento (Martha My Dear, Mother Nature's Son, Honey Pie) y dejando salir de vez en cuando su lado más genial e imprevisible (la sorprendente Helter Skelter). John revela nuevas facetas de su creatividad gracias a la influencia de Yoko: juega con su vena poética non-sense (Glass Onion), exorcisa sus demonios internos (sus depresiones en I´m So Tired, el recuerdo de su madre en Julia), se erige observador de la sociedad (la violencia gratuita en Happiness Is A Warm Gun), asume posturas políticas (Revolution N°1), ajusta cuentas con el Maharishi (Sexy Sadie) y dá rienda suelta a su lado más experimental (Revolution N°9, una pieza polémica pero que a mi juicio tiene sus méritos). George se confirma como autor de talento a la par de John y Paul, y aunque sólo se incluyen 4 de sus temas, estos no dejan lugar a dudas: While My Guitar Gently Weeps (con Eric Clapton a la guitarra solista) es su cumbre compositiva y una de las mejores piezas del disco, Piggies es mordaz en cuanto a letra y delicadamente barroca en cuanto a la música, la acústica Long Long Long suena como un eco lejano tras la cacofonía eléctrica de Helter Skelter pero crea un contraste absolutamente brillante, y la rockera Savoy Truffle (dedicada a Eric) demuestra su buen gusto en cuanto a arreglos. Ringo debuta como autor en la Country Don´t Pass Me By y ofrece una delicada interpretación vocal en la pieza orquestal de cierre, Goodnight. El disco fue todo un éxito con pedidos adelantados de 2 millones de copias y reseñas unánimemente halagadoras por parte de la prensa; para un amplio sector de los fans esta es su obra maestra; sin duda alguna se trata de una gran obra y uno de los discos de los Beatles que mejor suena con los años, lástima que sea también el disco donde el cuarteto planta las primeras semillas que germinarían en su disolución 2 años después.

Mono
Stereo


Password:
Aldoux

8 comentarios:

  1. Gracias de nuevo Ald.

    El album blanco de los Beatles ha sido referencia e influencia para muchos músicos posteriormente, incluidos los Rolling.

    Goza de una gran producción y curiosamente a George Martin le pareció excesivo el número de canciones, manifestando que para él hubiera bastado un álbum sencillo. Que sobraban canciones.

    No estoy de acuerdo con George Martin, para mí si hubiera sido tripe, mejor que mejor. Cuanta más información en un disco Beatle, mejor.

    Y este disco no tiene desperdicio, como dices hay de todo y todo muy bien hecho. Es como dijo alguien un ramillete de canciones que, aunque no mostraban nada nuevo con respecto a lo anteriormente innovado, sí que estuvo bien producido y mejor estructurado.

    Hablamos de comienzo de disgregación en cuanto a las composiciones de los distintos miembros, pero las canciones en este disco están ligadas o sucedidas a la perfección, en parte gracias a esa gran producción. Y se aprecian un sinfín de ideas.

    Ald, ya has descrito bien los campos cultivados por The Beatles en este disco histórico.

    Solo darte las gracias y decirte que de este disco aprecio hasta "Revolution 9". Quien la haya oído bien, este tema, psicofonía, sucesión de ruidos o sea lo que sea, seguro que no le dejará indiferente, porque aunque no se entiendan las palabras o ellas resulten un caos, es precisamente eso, una tensión contínua que en cierto modo te hace sentir y vivir una especie de aventura psicodélica inigualable. Como antesala a esa despedida cantada por Ringo que fue "Good Night", después de un disco denso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Vik,

    concuerdo 100% contigo respecto a Revolution N°9. Yo le veo así: 1968 fue un año muy duro y violento (Vietman, la invasión a Checoslovaquia, el Mayo Francés, los asesinatos de Luther King, Kennedy y Malcolm X) y ese "extraño" collage de John Lennon fue como la banda sonora de todo ello. Por otra parte fue una pieza premonitoria que se adelantó por años a la técnica del sampler, y si bien otras bandas ya incluyeron antecedentes del sampler en su música (la banda Freakbeat The Eyes por ejemplo usaba cintas con ruidos de vidrios quebrados, choques de autos, campanas y sirenas) fueron los Beatles los primeros que usaron este recurso para desarrollar una pieza entera. Muchos asocian a Revolution N°9 con la técnica llamada cut-up usada por los compositores vanguardistas de los 50 y 60, pero a diferencia de estos, la pieza de los Beatles tiene cierta "musicalidad", no sé si me explico. Es cómico pues durante años he participado en foros sobre los Beatles defendiendo esta pieza cual Quijote, y es la primera vez que alguien concuerda conmigo al respecto. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Comentario anterior de vikingo.

    ResponderEliminar
  4. Ald, solo cierro los ojos y disfruto con Revolution nº 9. No puedo decir más.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hummm... Revolution 9 siempre suele causarme angustia, y por eso suelo pasar directamente a Good Night. Aldoux, tu explicación justifica y consuela mi angustia. Por cierto, los invito a que escuchen (si no han escuchado ya) la versión de Larry Harlow de "Everybody's got something to hide except me and my monkey", de su álbum "Me & my monkey", cantando Ismael Miranda.

    ResponderEliminar
  6. rrika,

    si te refieres al tributo tropical a los Beatles, te diré que le debo una escucha atenta a ese disco; me lo regalaron hace tiempo pero mi rechazo natural hacia la Salsa me impide ponerlo. No odio la Salsa, no me malinterpretes, tampoco me es insoportable, simplemente no vibro con ella, la escucho y no se me mueve ni un cabello, en pocas palabras no es lo mío. Pero a veces trato de mentalizarme positivamente recordando que soy fan de Santana (sus discos de los 70) y que ese es el puente a cruzar. Ya te contaré el día que ponga ese CD. Saludos...

    ResponderEliminar
  7. Aldoux: Como te comenté previamente, el tema se encuentra en el álbum ""Everybody's got something to hide except me & my monkey", de 1967. No es un cover salsero, sino más bien una versión muy cercana a la original, aunque con las trompetas acentuadas. Es que durante el período del boogaloo (1967-1970), Larry intercaló varios números rockeros entre sus discos salseros. Subiré después este disco a mi blog (el cual está bastante olvidado debido a que estoy sin internet en mi casa). Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Aldoux: Corrección al mensaje anterior: No con las trompetas acentuadas, sino con ciertas partes de guitarra interpretadas en trompeta.

    ResponderEliminar