martes, 14 de octubre de 2008

Alice In Chains - Dirt (1992 US Rock)

La primera mitad de los años 90 fue el último período de esplendor real que vivió el Rock, con la aparición de ese fenómeno pintorescamente etiquetado como Grunge o Rock Alternativo que tuvo su epicentro en la ciudad de Seattle en USA. A diferencia del Punk 15 años antes (para quien todo lo que se hizo en los 70 era basura), las noveles bandas de entonces miraban el período clásico del Rock (finales de los 60, principios de los 70) con gran respeto y veneración, sacando inspiración directa y favoreciendo el proceso de reivindicación de muchas leyendas semi-olvidadas (Doors, Velvet Undeground, Neil Young, Led Zeppelin, Black Sabbath). Una de esas bandas fue Alice In Chains. Integrados por Layne Staley (cantante), Jerry Cantrell (guitarras), Michael Starr (bajo) y Sean Kinney (batería), AIC fue una de las grandes bandas de su tiempo con un radio de influencia que llega hasta nuestros días; Dirt fue su segundo disco en 1992 (tras el prometedor debut con Facelift en 1990) y es, en pocas palabras, el mejor disco de Heavy Rock de los años 90 y quizá uno de los mejores de todos los tiempos. El sonido es brutal, con aluviones de Riffs por parte de Cantrell que te envuelven como un vendaval, más la vibrante y compacta sección rítmica de Starr/Kinney, pero con canciones muy bien construidas desde el punto de vista melódico, lo que permite que puedas escuchar el disco una y otra vez sin cansarte (y lo dice un servidor poco adepto al Heavy Metal monolítico). Como todos los mártires del Rock & Roll el cantante Layne Staley utiliza sus dramas personales como fuente de inspiración para los temas, y es así como Dirt se convierte en un viaje de pesadilla a través de su adicción a la heroína. El viaje se inicia con 3 bombazos sin pausa ni respiro, y repentinamente la atmósfera se ralentiza simbolizando quizá el descenso a los infiernos del protagonista. En el tramo final del CD la banda vuelve a pisar el acelerador pero esta vez el sentido de urgencia de los primeros temas genera sensaciones encontradas, entre la falsa euforia y la desesperanza. Muchos han querido ver en este desarrollo las 3 fases por las que pasa el adicto en su ritual diario de autodestrucción, mas yo prefiero no inmiscuirme en estas cosas y limitarme a la música. Si bien varios de estos temas son recordados individualmente como clásicos de AIC (Them Bones, Down In A Hole, Rooster, Junkhead, Would?), Dirt debe ser escuchado y apreciado en todo su conjunto para captar su verdadera escencia. Este fue sin duda el disco que puso a AIC en el mapa mundial y una obra que a 15 años de su edición aún suena fresca y sorprendente. Por desgracia el éxito no hizo sino reforzar el aislamiento de Staley lo que afectó profundamente el futuro de la banda, que sólo produciría un album más en estudio en 1995 hasta su disolución en 1997 y la lamentable pero previsible muerte de Layne en 2002 por sobredosis.

Rip hecho con Exact Audio Copy
codificado con Lame 3.98 Frontend 1.2 a 320 kbps

Password:
Aldoux

2 comentarios:

  1. Vaya...qué sorpresa, estaba aqui echando un ojo a todo esto y me encuentro una variedad sorprendente, tanto, que no me choca encontrar un disco como Dirt y poco más arriba la joya del hippy negro como es Forever Changes. El factor común es la calidad.
    Yo naci en el 82, y como imaginarás el grunge es la corriente que abanderaba parte de mi generación...Hace unos pocos años cuando era adolescente recuerdo que muchos amigos llevaban el Nevermind en su walkman como aquello de que, si no escuchas eso no tienes ni idea de rock. Y a mi realmente nunca me han dicho nada bandas como Nirvana, Hole, Skin yard...etc. Aunque salvo a alguna banda de los 90 como Alice in chains que aunque muy influidos por todo aquello, bajo mi punto de vista sonaban mucho más potentes y más metaleros. Dirt es un disco que escuché por primera vez por aquellos años y que me gustó muchisimo, con el temazo aquel Down in a hole...entre esto y todo lo demás a lo que más fácilmente podiamos acceder los jovencitos rockeros de aquellos años, me quedo con Alice in chains sin dudarlo.

    ResponderEliminar
  2. Alice in Chains fueron grandes, muy grandes, a la altura de cualquier leyenda setentera que puedas nombrar, aunque en su propio contexto claro está. Saludos Mar, es un placer leer tus comentarios.

    ResponderEliminar